6/6/17

Inteligencia y amor: el camino hacia el amor empieza en el enamoramiento - Sergio Sinay


La idea del libro es que la inteligencia y el amor son una pareja necesaria, que está divorciada, ha sido divorciada por la cultura, no por la naturaleza. Nosotros somos seres emocionales que razonan, así lo expresa Daniel Khaneman autor del libro Pensar rapido, pensar despacio. 
El camino hacia el amor, empieza en el enamoramiento, que es alto potencial emocional, con un alto grado de desconocimiento de como es el otro, y tal vez un alto grado de ilusion acerca de quien el otro es y de deseo que sea como yo lo he soñado. Ahi empieza un camino que si se cumple va a terminar en el amor. 

De manera que el amor sería más un punto de llegada que un punto de partida.  
Dos personas que empiezan enamorandose, terminan amandose, en un proceso que los lleva del desconocimiento mutuo y un alto grado de pasion, al mutuo conocimiento. Cuando se aman, ya saben quien es el otro, aunque no saben la totalidad del otro, porque cada uno tiene un fondo de misterio. Los misterios se revelan, pero con el misterio se convive. 
El misterio del otro es la parte esencial del otro, al que yo no tengo acceso.
Pero nos vamos a conocer muchisimo en este camino. 

Las parejas felices existen. Aunque quizás tienen menos prensa y visibilidad que las infelices o las insostenibles. 
Es entendible que sea así. Quienes están dedicados a construir y vivir un vínculo de buen amor tienen sus energías puestas en esa construcción, dedicadas a esa tarea cotidiana. 
No son felices para exhibirlo y hacer demostraciones, sino como resultado de un compromiso y una responsabilidad asumidos y experimentados. Por lo tanto nada tienen que demostrar, viven sus vidas. Como en todos los planos, también en el amor la felicidad es la huella de un camino recorrido y no la mera expresión de un deseo.     Las parejas felices no han puesto su meta en la felicidad, sino en mirarse, conocerse, llevar adelante proyectos que les permiten explorar el sentido de sus vidas. Han aprendido a escucharse y, por lo tanto, consiguen que su amor le llegue al amado o la amada de la manera en que él o ella necesitan ser amados.
     Al amar de esa manera el amante enriquece su propio mundo emocional y afectivo y conoce aspectos profundos y muy ricos de sí mismo. Esto no ha ocurrido por arte de magia ni les fue graciosamente concedido. Es producto de un trabajo cotidiano. Porque el amor verdadero, no el de las fantasías y cuentos, se erige ladrillo a ladrillo, día a día a través de pequeños gestos, de oportunas palabras y miradas, de una escucha sensible. También aprendiendo a resolver desacuerdos. Igualmente en la dificultad y en la frustración. Y, como esas flores empecinadas que asoman entre dos piedras, se templa a menudo en el dolor.
     Las parejas felices se constituyen con personas reales, es decir falibles, imperfectas, incompletas, y no con seres impolutos, coronados por un aura de santidad, heroicidad o divinidad. Personas que han aprendido a desilusionarse la una de la otra, a aceptarse y a redescubrirse en nuevos aspectos y dimensiones. Han construido confianza en el tiempo, han sido incluso mutuamente intolerantes antes de alcanzar la paciencia amorosa. 
      Las parejas felices no comen perdices o quizás solo lo hacen ocasionalmente. Se alimentan con el pan de cada día, que ellas mismas amasan. A veces se agasajan con maravillosos banquetes y otras veces ingieren solo lo que hay (y suele ocurrir que, en ocasiones, lo que hay es poco). Para comer perdices se toman el trabajo de buscarlas y cazarlas, y eso lleva tiempo, decepciones y peligros. A nadie se le regala una pareja feliz. Quienes la tienen han sido orfebres que trabajaron con constancia, presencia, responsabilidad, inspiración y voluntad en el tallado de esa joya propia y única.         
     León Tolstoi (1828-1910) abría Anna Karenina, obra maestra imperecedera, con uno de los grandes comienzos de la literatura universal: “Todas las familias felices se parecen, mientras que las desgraciadas lo son cada una a su manera”. En el caso de las parejas felices, en cambio, se puede decir que cada cual es única mientras que la infelicidad amorosa se funda habitualmente en las mismas y repetidas causas.
     Felicidad en la tierra
     El filósofo francés André Comte-Sponville brinda una bella e inspirada descripción de lo que es una pareja feliz. 
“No es –dice- la unión de un hombre y una mujer (o dos hombres o dos mujeres) que han hallado el secreto de la pasión perpetua (…) no es una pareja que ha sabido transformar la falta en alegría, la pasión en acción, el amor loco en amor sabio (…), es una pareja en la que cada uno se alegra de la existencia del otro, del amor del otro por él y por la alegría que hallan juntos, aunque haya días mejores que otros, alegría por habitar el mismo lugar, por vivir el mismo presente y la misma intimidad sin igual” .
     Nada de esto quita, sin embargo, que esas parejas discutan, que tengan ruidosos desacuerdos, que pierdan en algunos momentos la paciencia el uno respecto del otro, que vean naufragar proyectos. Sólo puede conocer la felicidad quien padece también el dolor y la desazón. Si no, ¿cómo reconocerla? Una pareja feliz no lo es de una vez y para siempre, como no lo es una persona. Su logro son los momentos de felicidad, que tanto pueden durar un instante, una tarde, o concentrarse en una mirada, una caricia, un encuentro de los cuerpos, o en el logro de una meta, en la superación de un momento difícil, en un período de armonía o simplemente en la comprobación de la belleza del acompañamiento.
     Las parejas felices suelen ser tan terrenales, tan corpóreas, y suelen habitar escenarios tan comunes y ordinarios, que terminan por pasar inadvertidas. No, nadie agobia a sus amigos y conocidos con interminables relatos acerca de su propia felicidad amorosa. Quien está bien con otra persona está bien consigo mismo, no necesita huir permanentemente de sí para descargar su malestar en otros oídos u otras espaldas. Esto no significa que prescinde de los otros y se encapsula en su propio bienestar de una manera egoísta. Al contrario, quien está mal, quien se siente frustrado, quien padece de un acusado malestar emocional y afectivo tiene dificultad para registrar al otro, para salir de su sufrimiento, para abrirse al relato ajeno.
     Quien se siente feliz tiene tiempo y hospitalidad para escuchar, para recibir a los otros, incluso en la aflicción que los aqueja, y puede esperar hasta el final para hablar de su estado. No será mucho lo que diga, pero será real, cargado de verdad. La verdadera felicidad es discreta, se instala en silencio y fluye. No es estentórea y superficial como la diversión, no necesita manifestarse a cada segundo perseguida por la preocupación de no ser real. Corre como un río subterráneo y emerge periódicamente sin desbordes.
     ¿Cuál es el secreto? No lo hay. No existe una fórmula a adquirir, algo externo que lo promueva. La felicidad no se compra hecha y no hay persona que llegue a la vida de otra con la felicidad debajo del brazo. Como el mismo amor, la felicidad es también una construcción. Y en todo lo que los humanos construimos empleamos la inteligencia. Las parejas felices han puesto la inteligencia al servicio del amor. De eso se trata. El amor feliz es un amor inteligente. Y existe.

El valor de la palabra - Sergio Sinay

"Amo la palabra y procuro honrarla cuando la uso". 


Escribir es reflexionar, hacerme preguntas, compartir la exploración, compartir los descubrimientos, comunicarme.... llegar al otro. 

El otro.... porque creo (es de veras un credo) que el otro es necesario e imprescindible en nuestra vida, que en él trascendemos, que el otro es aquel que confirma nuestra existencia y que no hay yo sin tú, y es por eso que me dedico  a explorar los vínculos humanos, a investigar en mi mismo y en los demás, y el reflexionar y trabajar en estos campos constituyen el motivo más esencial de nuestras vidas"
Sergio Sinay;  
Escritor, Psicólogo, Relacionista Humano..

Que vida vivimos: herramientas para construir el día a día - Carlos Sinay


¿Qué vida vivimos?, pregunta existencial, troncal, medular que se hace Sergio Sinay y que todo ser humano se ha hecho o se hará en algún momento de su vida. 
Y esa vida que vivimos .... 
 ¿vale tantos esfuerzos, ilusiones, temores, precauciones, rezos?
¿Ese tipo de vida que vivimos es la mejor vida que podríamos vivir?
¿Qué es la vida? 

¿Una sucesión de momentos divertidos y placenteros? 
¿Una larga cadena de deseos a satisfacer? 
¿Pasarla bien? 
¿Respirar, comer, beber, mantener relaciones sexuales, tener hijos? 
¿Ganar mucho dinero? 
¿Viajar? 
¿Evitar la tristeza, el dolor, el sufrimiento, las pérdidas afectivas y materiales?
Para Sinay la misión en esta vida y en este mundo no es preguntar sino responder. 

La vida no pregunta con palabras, lo hace a través de las situaciones que vivimos. 
Toda vida es una cadena de circunstancias sencillas o complejas y a cada una de ellas debemos responder. 
Cada respuesta encierra una decisión, una elección, pero la pregunta es siempre la misma: 
¿para qué estás aquí?,
¿cuál es el sentido de tu existencia? 
Explorar su sentido, enfocar su propósito, es una tarea para la que tenemos a nuestro alcance herramientas preciosas, tan únicas como nuestra vida.
De esas herramientas se ocupa este libro. 

En la vida como en la naturaleza, hay una primavera, un verano, un otoño y un invierno - Carlos Kasuga


En la vida como en la naturaleza, hay una primavera, un verano, un otoño y un invierno, y todos los que no sufrimos un quiebre precoz de la vida, llegaremos al invierno de nuestra vida.
¡Han pensado Uds. como quieren llegar al invierno de vuestra vida?
Ojalá lleguemos como ese viejito de Karate Kid I y II, todo tranquilo, todo seguro, dedicándote a tus hobbies, trascendiendo en los jóvenes con principios, de honestidad, de constancia, de disciplina, de sabiduría, dando los mejores consejos porque eres ejemplo de ello. Y ojala que no llegues al invierno de tu vida como llegan muchos de nuestros ancianos, con una mano atrás y otra adelante. sin nada, endeudados, enfermizos, deprimidos y mal queridos. Y es que nadie le enseño que iba a venir el invierno de su vida, y creyeron que siempre iba a ser primavera.
Para los japoneses la primavera es de que naces hasta los 20 años, en donde hay que crecer en lo moral, en lo fisico y en lo intelectual, en forma integral. Si Uds. plantan un platano en forma perperdincular y lo observan, van a ver que están divididos en 3 gajos, todos iguales, todos parejos. Pero actualmente con tanta TV con tanto Latin Lover, con tanto Cristiano Ronaldo, los jóvenes creen que lo más importante es lo físico y se olvidan de lo moral y se olvidan de lo intelectual, y así se van al gimnasio para que les salgan bolas en los brazos, en los pechos, en las nalgas, en las pantorrillas, y se abren la camisa, y andan presumiendo del físico con las chicas.

Después viene el verano, de los 20 a los 40 años. Cuando los arboles se vuelven frondosos, dan flores, dan frutos, así tambien los seres humanos, se casan, tienen hijos, trabajan 72 horas sin dormir, están en todo el apogeo de nuestras vidas. Pero despues de los 40 a los 60 años, el tiempo no perdona y llega el otoño de nuestras vidas.

Despues de los 60 años de la vida llegamos al invierno de la vida.

5/6/17

La vida en 4 cuartos: Más allá de los 75 años ..... cuando el invierno de la vida está llegando

"Ya  llegó mi Invierno....." 
Bello y verdadero
No dejes de leerlo
 
Cuando empecé a leer este mensaje, lo estaba  haciendo como de costumbre, bastante rápido, hasta que llegué a la tercera parte. 
Paré y empecé de nuevo, leyendo más despacio y pensando acerca del significado de cada palabra.
Léelo despacio.
Ya me llegó mi Invierno, sabes? 
El tiempo tiene su manera especial para tomarte desprevenido al paso de los años. 
Me parece que recién ayer era joven... 
Pero no, en cierta forma parece que fue hace mucho tiempo...  A dónde se fueron los años? Sé que los viví.
Tengo visiones de cómo fueron y de todas mis esperanzas y sueños.
Pero allí está. Ya me llegó el invierno de mi vida y me ha tomado de sorpresa. Cómo llegue aquí tan rápido?  Dónde se fueron los años de mi juventud? 
Recuerdo que pensaba que ese invierno estaba tan lejos que no podía imaginar cómo sería
Pero me llegó. Mis amigos están ya retirados y están volviéndose "grises"... Como yo, se mueven más lento.  Algunos están en mejor forma, otros peor que yo, pero veo el cambio... Eran jóvenes y vibrantes como yo... Pero la edad se empieza a sentir y a notarse. Ahora somos aquellas personas mayores que nunca pensamos seríamos algún dia...
Tomar una siesta ya no sólo es algo agradable como era... ahora es algo obligatorio, porque si no lo hago por propia voluntad, simplemente me quedo dormido donde esté sentado. 
Así he entrado en esta nueva etapa de la vida... Sin preparación alguna para sufrir  dolores y achaques...La pérdida de fuerza o habilidad para ir y hacer las cosas que quisiera... Pero, por lo que si sé es que este invierno se irá más rápido.
Entonces empezará otra aventura!
Tengo arrepentimientos por haber hecho cosas que hubiese querido no haber hecho, y por no hacer cosas que sí debí hacer... Pero hay muchas más de las que estoy contento.
Si todavía no te ha llegado tu invierno, déjame recordarte que vendrá mucho más rápido de lo que piensas.... Por lo que cualquier cosa que quieras lograr en tu vida hazla rápido... ahora... no lo pospongas por mucho tiempo. La vida se pasa pronto. Haz todo lo que puedas hoy, porque nunca estarás seguro si ya estás en tu invierno o no. Quien sabe si lograrás vivir todas las estaciones, así que vive el hoy y di ahora las cosas que quieres que tus seres queridos recuerden! 
"La vida es un regalo que se nos ha dado"...  Haz de este viaje algo único, agradable, fantástico para ti y para tus seres queridos, para tus allegados y en general para los que te rodean.
VIVE BIEN!... Goza los días! Haz cosas agradables!...
Sé feliz...DESEO QUE TENGAS UN GRAN DÍA HOY! PERO...
Recuerda, "La riqueza es la salud... no las piezas de oro y plata, no las cosas materiales y ese afán de defender lo mío, mío, solo mío." 
Finalmente, te sugiero que goces de tu vida mientras dure... Y recuerda que: Salir a la calle es bueno, pero regresar es mejor!
Si olvidas nombres, no importa. A lo mejor esas personas olvidaron que te conocieron!
Duerme mejor en un sillón con la TV prendida que en la cama. A esto se le llama "pre-dormir"... 
Antes todo trabajaba con solamente un interruptor de "prendido" y "apagado".
Las que antes eran pecas, ahora dicen que son manchas por mal funcionamiento del hígado.
Tienes tres tallas de ropa en tu escaparate, 2 de que nunca volverás a usar. Te sentirías tan bien regalándoselas a alguien que las está necesitando y a quien le pueden lucir. Posees tantas cosas que nunca usas!
Y hay tantos necesitándolas con urgencia! Tenlos muy en cuenta. 
Pero algo que siempre debes recordar, es que mucho... Muchísimo de lo viejo fue bueno: 
Las viejas canciones, películas clásicas, y lo mejor de todo... Tus GRANDES AMIGOS  del ALMA!
Me despido deseándoles que estén bien... Queridos y siempre recordados amigos del alma!
Por favor, envía este mensaje a algún viejo amigo del alma... De seguro que sonreirá. Yo lo hice, pero no pude reprimir unas cuantas lágrimas.
Recordé tan gratos momentos de mi pasado en que ustedes estuvieron presentes. Y de cada uno de ustedes aprendí algo muy valioso. 
No es lo que has reunido o acumulado... Sino lo que has repartido y lo que has dado de ti, lo que has entregado con generosidad y amor, lo que dirá la clase de vida que has tenido.
Confieso que no soy el autor.  Solo me gustó...Ojalá lo envíes a tus VIEJOS AMIGOS Y NUEVOS TAMBIÉN.

Estres, Fobias y Ansiedad generalizada: Dr. Carlos A. Soria

Adolescencia: Etapa de alta vulnerabilidad para las adicciones - Dr.Carlos A. Soria


¿Cuáles son los motivos que hacen a la adolescencia un período de alta vulnerabilidad para las adicciones?
Está probado que la vulnerabilidad para las adicciones se  incrementa en las etapas de transición y, como pocas, la pubescencia resulta un período de inestabilidad, cambio y transformación. 
Remarco pubescencia como concepto neurohormonal a diferencia de adolescencia que refiere a un fenómeno de cuño cultural. 
Son inherentes a la misma la búsqueda  del riesgo, el desafío y la novedad y,  como en ningún otro momento de la vida, resulta tan extrema la vulnerabilidad a  la presión de los pares y el entorno  social. 
A la inseguridad propia de la etapa –y su correlato compensador, la omnipotencia-  se agrega la inmadurez de la corteza prefrontal: el juicio, el raciocinio y la capacidad para discernir consecuencias nocivas no se han alcanzando aún. 
Influyen también otras variantes  del neurodesarrollo -como la cuantía de receptores dopaminérgicos en el núcleo accumbens masculino que resulta notablemente superior a la del cerebro femenino- y explicaría la mayor incidencia del abuso de drogas por los varones en esta edad.  

Si el torrente vital de estos años no encuentra el dique familiar y el cauce social favorecedor el riesgo virtual deviene en peligro real.

31/5/17

10 sabias reflexiones - Dr. Wayne W. Dyer


1. Si cambias la forma de ver las cosas, las cosas que ves ... cambian.

2. Cómo te trata la gente ... es SU karma; en cambio cómo reaccionas TÚ ... es el tuyo;

3. Cuando juzgas a otro ... no defines a esa persona ... sino a TÍ mismo;

4. No podrás sentirte solo, si te gusta la persona con la que estás a solas;

5. Los conflictos no pueden vivir sin tu participación.

6. Sé infeliz o motívate ... una u otra opción, siempre serán TU ELECCIÓN.

7. La abundancia no es algo que adquirimos. Es algo con lo que sintonizamos. 

8. La gente cariñosa, vive en un mundo con cariño. La gente hostil ... vive en un mundo hostil. El mismo mundo.

9. Lo verás cuando te convenzas que es así.

10. Ve a por ello ahora. El futuro no se le promete a nadie.

23/5/17

La marihuana es adictiva? - La marihuana es medicinal? - Marihuana y los centros de recompensa y los circuitos del placer



Comer, beber y practicar el sexo nos activa las llamadas vías de recompensa. Pero hay también muchas sustancias externas que pueden activar estos circuitos y desencadenar satisfacción psíquica y fisiológica del individuo.
La cocaína provoca una extensa estimulación que provoca excitación, alerta, profunda sensación de poder, euforia y DESNIHIBICIÓN EXTREMA. 
La principal acción de la cocaína en los centros de recompensa es la de bloquear la recaptación de Dopamina, neurotrasmisor clave de los centros cerebrales del placer. Esto provoca un aumento de los niveles de DOPAMINA entre las neuronas lo que produce la sensación de euforia.
Algo parecido ocurre con la NICOTINA, esta se une a los receptores de dopamina y estimula así las vías de recompensa mediadas por este neurotrasmisor. De ahí la sensación de placer que inunda al fumador luego de unas pitadas.

La nicotina además provoca la liberación de Adrenalina en el organismo, hormona que mantiene al en alerta al cuerpo y preparado para situaciones de tensiones y peligro.
Otro potente estimulante y gran adictivo es la cafeína. Pocos son conscientes de los verdaderos efectos y mecanismos de acción de la cafeína. Se fija a los receptores de la Adenosina, neurotransmisor que aminora la actividad nerviosa, e impide así la relajación previa al sueño.
El organismo entra así en un estado de alerta que acompaña de la liberación de adrenalina, lo que mantiene la tensión en músculos y cerebro.


Y es igualmente bienestar lo que el cerebro pide una vez que se ha probado la marihuana en cualquiera de sus formas de presentación.
La principal sustancia activa de la marihuana es un cannabinoide, muy similar a los cannabinoides internos que produce el cerebro, y que controlan procesos relacionados con el aprendizaje, la  memoria, la atenuacion del dolor, las vías sensoriales, el juicio o la coordinación motora. 
El cannabinoide de la marihuna, interfiere en las vías de los cannabinoides internos pero sin control y altera los sentidos también, a la vez que se desencadena la sensación placentera.
Cuanto más potente y más efectiva sea la acción de la sustancia en el organismo (o sea cuánto más eficaz sea en la liberación de DOPAMINA), más placer generará. 
El placer producido genera unas expectativas muy sugerentes que el cerebro busca repetir, además el organismo se adapta fisiologicamente a la administracion externa y la ausencia de administración provoca graves efectos fisiologicos, a veces muy dificiles de soportar.
De ahi la dificultad de abandonar un consumo que afecta circuitos neuronales y a la fisiologia basica del cuerpo, jugando con los centros del placer y del dolor.



14/5/17

Pintaron de gris el cielo y el suelo se fue abrigando con hojas - Joan Manuel Serrat


Llueve, 
detrás de los cristales, llueve y llueve 
sobre los chopos medio deshojados, 
sobre los pardos tejados, 
sobre los campos, llueve. 

Pintaron de gris el cielo 
y el suelo 
se fue abrigando con hojas, 
se fue vistiendo de otoño. 
La tarde que se adormece 
parece 
un niño que el viento mece 
con su balada en otoño. 

Una balada en otoño, 
un canto triste de melancolía, 
que nace al morir el día. 
Una balada en otoño, 
a veces como un murmullo, 
y a veces como un lamento 
y a veces viento. 

Llueve, 
detrás de los cristales, llueve y llueve 
sobre los chopos medio deshojados, 
sobre los pardos tejados 
sobre los campos, llueve. 
 

Te podría contar 
que esta quemándose mi último leño en el hogar, 
que soy muy pobre hoy, 
que por una sonrisa doy 
todo lo que soy, 
porque estoy solo 
y tengo miedo. 

Si tú fueras capaz 
de ver los ojos tristes de una lámpara y hablar 
con esa porcelana que descubrí ayer 
y que por un momento se ha vuelto mujer. 

Entonces, olvidando 
mi mañana y tu pasado 
volverías a mi lado. 

Se va la tarde y me deja 
la queja 
que mañana será vieja 
de una balada en otoño. 

Llueve, 
detrás de los cristales, llueve y llueve 
sobre los chopos medio deshojados...




¿Por qué DIOS hizo a las madres? - Que nunca se pierda la ternura y la inocencia que hay en cada niño

¿Por qué hizo Dios a las madres?
1. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
2. Porque ellas son las únicas que saben dónde están las cosas.
3.  Dios las hizo para que nos quisieran. 
¿ Cómo hizo Dios a las Madres?
1. Usó barro, como lo hizo con todos nosotros. 
2. Las hizo con magia además superpoderes, y mezclar todo muy bien. 
3. Dios hizo a mi mamá igual que me hizo a mí, sólo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que tardó mucho en hacerlas, porque mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.
¿Qué ingredientes usó Dios para hacer a las madres?
1. Dios hizo a las madres con nubes y pelo de ángel y todo lo bueno que hay en este mundo, y también usó una pizca de malo.
2. Yo creo que las hizo con muchas flores.
—¿Por qué Dios te dio la madre que tienes y no la de otra persona?
—Porque somos de la familia.
—Dios sabía que ella me quiere mucho más que las mamás de los demás.
¿Cómo se portaba tu mamá cuando era niña?
1.Mi mamá siempre ha sido mi mamá y nada más.
2. Yo no sé porque yo no estaba ahí. Pero yo me la imagino bien mandona.
3. Dicen que se portaba bien.
—¿Qué necesitaba saber tu mamá acerca de tu papá antes de casarse con él?
1. Su apellido.
2. Tenía que saber cómo era antes... si era un delincuente o si se emborrachaba.
3. Mamá tenía que saber si papá le dijo «No» a las drogas y «Sí» a las cosas que ella quiere que todos hagamos en la casa.
4. Si tiene trabajo y si le gusta ir de compras. 
—¿Por qué se casó tu mamá con tu papá?
1. Porque mi papá sabe hacer el mejor espagueti del mundo. Y mi mamá come mucho.
2. Porque ya se estaba haciendo vieja. 
3. Mi abuela dice que es porque mamá no lo pensó bien.
—¿Quién manda en tu casa?
1. Mamá no quiere ser la que manda, pero le toca porque papá no es muy avispado.
2. Mamá es la que manda... porque cuando revisa mi cuarto, ella ve las cosas debajo de la cama.
3. Supongo que la que manda sea mamá, pero sólo porque ella tiene mucho más que hacer que papá.
—¿Qué diferencia hay entre las mamás y los papás?
1. Las mamás trabajan en sus empleos y siguen trabajando cuando llegan a la casa; los papás sólo trabajan en sus empleos.
2. Las mamás saben cómo hablarles a las maestras sin asustarlas.
3. Los papás son más altos y más fuertes, pero las mamás son más poderosas porque ellas son las que nos dan permiso para pasar la noche en casa de un amigo.
4. Las mamás usan superpoderes; saben cómo hacer que uno se sienta mejor sin medicina.
—¿Qué hace tu mamá cuando descansa?
1. Mi mamá dice que ella nunca descansa.
2. Mi mamá no hace nada. Se la pasa pagando las cuentas todo el día.
—¿Qué le falta a tu mamá para que sea perfecta?
1. Por dentro ya es perfecta. Por fuera, creo que alguna clase de cirugía plástica.
2. Que no me regañara tanto y que me dejara ver más tele.
3: Si supiera jugar al fútbol.
—Si pudieras cambiar una sola cosa en tu mamá, ¿qué sería?
1. Yo haría que mi mamá fuera más inteligente, para saber que la culpa la tiene mi hermana y no yo.
2. Tiene esa cosa rara de pedirme siempre que limpie mi cuarto. Eso le quitaría. 
3- Me gustaría que no tuviera esos ojos invisibles en la parte de atrás de la cabeza.

Encuesta realizada a niños de 2do. y 3er año de Primaria.

30/4/17

10 Alimentos para enlentecer el envejecimiento

Hay alimentos que al contener muchas sustancias con capacidad antioxidante nos protegerán contra el envejecimiento precoz por lo que nos protegen y nos preparan para una vida más larga y saludable, tanto externa como internamente.
1: Vino tinto; 
2: Manzan;
3: Té verde
4: Salmón;
5: Miel;
6: Espinacas;
7: Leche;
8: Frutos rojos;
9: Aguacate;
10: Chocolate amargo;

Verduras de hoja verde y vegetales crucíferos: 
Estas impresionantes verduras, llenas de nutrientes contienen calcio, ácido fólico y otros nutrientes que mejoran la salud ósea, protegen contra el deterioro cognitivo y ayudan a prevenir los problemas relacionados con la edad de los ojos. Más importante aún, estos vegetales verdes cuentan con potentes propiedades anticancerígenas.

Las dietas altas en vegetales crucíferos como el brócoli también ayudan a reducir el riesgo de pérdida de memoria. 

Las crucíferas y las verduras de hoja verde como la col rizada, acelga, escarola, hojas de remolacha y espinacas son un complemento delicioso para todo tipo de platos, incluyendo frituras, ensaladas, guisos y sopas.

Albaricoques:  
Este pequeño melocotón puede parecer frágil, pero son un potente alimento anti-envejecimiento. El exterior de color naranja brillante de los albaricoques proviene de los carotenoides, antioxidantes poderosos que ayudan a prevenir enfermedades del corazón, reducen el colesterol LDL y también pueden ejercer protección para defendernos del cáncer. Nuestro cuerpo convierte los carotenoides beta-caroteno en vitamina A, lo que contribuye a la salud de los ojos, la piel, el cabello, las encías y las glándulas.

Años de investigación han demostrado que los albaricoques tienen los niveles más altos y más amplia variedad de carotenoides que cualquier otro alimento. También son excelentes para la regeneración de los fluidos del cuerpo, desintoxicando el cuerpo.

Bayas: 
Los científicos han encontrado que las bayas tienen algunos de los más altos niveles de antioxidantes de todos los frutos. 

La col rizada y las espinacas son las verduras sólo con contenidos de ORAC tan altos como las bayas frescas. Las bayas frescas están también llenas de fitoquímicos y pigmentos de color llamados antocianinas que se han asociado con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer, la salud del tracto urinario, función de la memoria y el envejecimiento saludable.

Las bayas son grandes fuentes de quercetina, un flavonol que funciona como un anti-cancerígeno y un antioxidante, protegiendo contra el cáncer y las enfermedades del corazón. Las propiedades anti-inflamatorias de las bayas se cree que sirven para frenar la pérdida de la función mental que se asocia a menudo con el envejecimiento. Los investigadores informan que los arándanos podrían incluso ayudar a retrasar el deterioro cognitivo que aparece con la enfermedad del Alzheimer.

Aceite de oliva: 
Los italianos son conocidos por su larga vida y la capacidad de envejecer con gracia, y esto no debe ser una sorpresa teniendo en cuenta que el aceite de oliva es un alimento básico muy importante en la dieta mediterránea. El aceite de oliva está repleto de los mejores formadores de la salud, las grasas disponibles en forma de ácidos grasos omega-3. 

Estas grasas necesarias, no sólo ayudará a mantenerse delgado y con un corazón saludable, al reducir la inflamación, sino que reduce el colesterol y mejora la circulación de la piel y la digestión. Todos estos factores conducen a un cuerpo más sano y una vida más larga.

Salmón salvaje de Alaska: 
El gran impulso antioxidante que obtendrá del salmón salvaje hará que su piel brille más que casi con cualquier otro tipo de pescado. El tono de color rosa del salmón salvaje proviene de una dieta rica en nutrientes de krill, lo que ofrece una buena dosis de los efectos beneficiosos del pigmento astaxantina, que tiene notables propiedades anti-inflamatorias. Otro antioxidante en el salmón, el mineral selenio, protege a las células sanas de la piel mediante la lucha contra los radicales libres. También ayuda a la función tiroidea, lo que mantiene su peso y estado general de salud bajo control.

Tomates

El consumo de tomates puede ayudar a proteger su piel, según investigadores alemanes. Los voluntarios se tragó una inyección diaria de pasta de tomate mezclado con aceite de oliva virgen extra o sólo aceite de oliva durante 10 semanas. Después de una exposición diaria a la luz UV, el grupo del tomate tenían quemaduras de sol del 40 por ciento menos que los que consumían sólo aceite de oliva. El ingrediente mágico en los tomates es el licopeno, que protege la piel de la oxidación que resulta del daño solar y conduce a las arrugas. El tomate tomado con un poco de grasa saludable como la del aceite de oliva ayuda a absorber mejor el licopeno.

Las almendras crudas: 
Las almendras están llenas de vitamina E, y sólo un pequeño puñado ofrece la mitad de su dosis diaria. Las almendras crudas son la forma más sana de este fruto seco, proporcionando un mayor contenido nutricional en forma pura, sin procesar.

Cuando los investigadores de varias facultades de medicina líderes analizaron el impacto de las diferentes vitaminas y minerales en la velocidad, coordinación y el equilibrio en personas mayores de 65 años de edad, el único que marcó la diferencia fue de vitamina E.

Aguacate: 
Rebosante de los ácidos grasos omega 3 , el aguacate es uno de los alimentos más alcalinizantes. Los aguacates son también muy ricos en vitamina E, que es esencial para una piel radiante y un pelo brillante y el mantenimiento de las arrugas de su cara. Coma una ensalada de aguacate crudo o cubra algunos aguacates frescos con limón y sal para conseguir una merienda nutritiv
a.

LIMITAR LA INGESTA DE CALORÍAS SUPONE UN AUMENTO DE LA ESPERANZA DE VIDA:




LIMITAR LA INGESTA DE CALORÍAS SUPONE UN AUMENTO DE LA ESPERANZA DE VIDA:
En algunos restaurantes de Okinawa se anuncia en inglés como Okinawan food, slow food, sin apenas grasa ni calorías y, a cambio, muchos vegetales.
Ese lema no sólo se refiere a que esta gastronomía tiene su base en la frugalidad, sino también en degustar despacio para que cuando el cerebro reciba la señal de saturación del estómago, habitualmente a los 20 minutos de haber comenzado a comer, no se haya ingerido demasiada cantidad de alimentos.
La moderación, una de las claves de la longevidad de estos ancianos de Okinawa, se conoce con el aforismo inspirado en el confucianismo hara hachi bu, que viene a decir: come hasta que estés lleno al 80%, una garantía para llegar a una edad avanzada con buena salud.

Está claro que no hay una poción mágica. Investigaciones en el Instituto Nacional de Gerontología estadounidense han confirmado que limitar la ingesta de calorías supone un aumento de la esperanza de vida en todas las especies estudiadas, desde la mosca de la fruta hasta los primates.
Los habitantes de Okinawa son, probablemente, el mejor ejemplo de población humana que ha aprendido de esa regla.
Además, los vecinos de Ogimi usan, mientras pueden, la bicicleta para trasladarse; un medio de transporte muy extendido en Asia y que en Okinawa resulta muy útil porque es la mejor manera de circular entre los estrechos caminos que separan sus casitas. El ejercicio físico en estas islas es un medio de vida en el que se incluyen los bailes tradicionales, mucha jardinería, pescar, andar y las artes marciales; de hecho, el kárate moderno fue inventado por uno de sus habitantes, Funakoshi Gichin, en la primera mitad del siglo XX, a partir de las artes marciales de Okinawa.
En Ogimi desempeña un papel central el telar de Kijoka, a tres kilómetros. A él acuden regularmente las ancianas, incluidas las centenarias, a mostrar a escolares y a turistas cómo tejer bashofu. Es una de las señales de que los habitantes mayores de estas islas llevan una vida muy relajada. Más claves: meditan habitualmente, lo que les ayuda a relajarse; cultivan el optimismo y el sentido del humor, y mantienen una red tupida de lazos con sus familiares y la comunidad, donde se cuidan unos a otros tanto en el aspecto emocional como en el financiero y social, y en cuyas actividades participan. Subraya el estudio de Suzuki y los hermanos Willcox: "Hay un elemento cultural, y es que la gente de Okinawa forma una comunidad muy unida en la que es importante el yuimaru, que en Japonés significa el círculo de relaciones".
Frente a otras sociedades, los ancianos japoneses afrontan la vejez con la complacencia y el disfrute que el confucianismo y el budismo que impregna sus vidas confiere a los más mayores. Al contrario de lo que sucede en Occidente, en Okinawa los ancianos disfrutan de gran respeto social. Muestra de ello es que, cuando se llega a los 60 años, se celebra el kanreki, o comienzo de la edad mayor feliz; el toukachi, a los 88, y el kajimaya, la mayor fiesta de todas, al alcanzar los 97; en ella los ancianos visten de rojo, como símbolo de regreso a la juventud, y portan un molinete de papel o kajimayaa en un desfile a través del pueblo en el que la gente se les acerca para tocarles o estrechar sus manos, pues piensan que de esa manera compartirán salud y longevidad.
La espiritualidad de los mayores de Okinawa está presente en el aforismo confuciano de evitar comer hasta saciarse, en la meditación y en la relación que guardan con la naturaleza, que les viene de los principios de la filosofía sintoísta. En Japón conviven en plena armonía el sintoísmo, bajo cuyos rituales se suele celebrar el nacimiento y el matrimonio; el budismo, que llegó desde China en el siglo VI, destinado, por lo general, para actos funerarios, y el confucianismo, que considera realizada a la persona en tanto que ser social que ocupa un puesto y desempeña una función en una comunidad.
El confucianismo da gran importancia a los ritos como forma de conservar el pasado mítico legado, como símbolo de jerarquía y poder, como método de autodisciplina y dominio de uno mismo y como garantía de que la sociedad y el Estado funcionan correctamente.
El estudio de los centenarios de Okinawa demuestra que la longevidad es una cuestión más de costumbres que de genes, dado que los propios habitantes de Okinawa han visto reducida dramáticamente su esperanza de vida cuando se han trasladado a vivir al extranjero, como ocurrió con los que fueron reclutados en 1930 para trabajar en las plantaciones de caucho en Brasil, donde consumieron en abundancia carne de vacuno por ser barata, lo que derivó en una expectativa de vida 17 años menor que la de sus vecinos en la isla.
Pese a la gran influencia estadounidense -en Okinawa está desplegada la mayor cifra de fuerzas militares de Estados Unidos en el país asiático, 18.000 efectivos repartidos en nueve bases-, la gente mayor no ha cambiado apenas o nada sus gustos alimenticios; pero no se puede decir lo mismo del resto, que padece, además de exceso de peso, diabetes, tensión alta y tabaquismo. En 2005, la publicación de un censo conmocionó a Okinawa al revelar que la esperanza de vida de los hombres de la isla cayó hasta el puesto 26 de la clasificación mundial y hasta el último de Japón por el aumento de la tasa de suicidios, que llegó ese año a 27,5 por cada 100.000 habitantes.
Las cosas están cambiando. El índice de suicidios se incrementa en Okinawa mientras disminuye en el resto de Japón, y afecta especialmente a la generación de los nacidos entre 1946 y 1949 por encontrarse en el momento crítico en sus vidas, en que hacen frente a su próxima jubilación y en que son más susceptibles a desarrollar depresión por la edad, aseveran responsables del Centro de Bienestar Psiquiátrico de Okinawa.
Suzuki ha subrayado "la paradoja de Okinawa", es decir, la curiosa convivencia de los jóvenes fumadores y obesos por adoptar la forma de vida estadounidense de desplazarse siempre en automóvil, pasar el tiempo libre en centros comerciales e ingerir comida basura, y las personas más longevas del mundo que llegan a esas edades en excelente estado físico y mental.
El experto establece una relación directa causa-efecto entre la instalación de las bases estadounidenses en Okinawa y la pérdida de las saludables costumbres. El primer McDonald's de Japón no se abrió en Tokio, sino en esa isla en 1976, que hoy cuenta con el mayor porcentaje de hamburgueserías de todo el país (8,19 por 100.000 habitantes). Concluye Suzuki: "Los mayores están viviendo más tiempo, pero los jóvenes están muriendo cada vez más jóvenes".

El infarto cardíaco se adelanta 12 años en los fumadores - Estudio TABARCA

El estudio TABARCA, demostró que el hábito de fumar adelanta en una media de 12 años la aparición del infarto de miocardio. Este estudio realizado en España no solamente mostró estos datos, sino que también muestra que su pronóstico es más desfavorable que entre los pacientes con síndrome coronario agudo que no fuman.
Esta ha sido otra conclusión importante de este estudio que comprometió a 42 centros en España, ya que se observó: “no sólo una mayor juventud entre las personas que fuman y que sufren un infarto, sino que también el pronóstico a un año de estas personas es más desfavorable que el de las personas con un síndrome coronario agudo pero que no fuman”.
La Dra. Pilar Mazón, presidenta de la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), ha detallado que en el estudio se analizaron 825 pacientes ingresados en 42 hospitales de toda España por infarto de miocardio, de los que el 50% eran fumadores y el otro 50 no lo era.
EL TABACO ES UN ENEMIGO DEL CORAZÓN:
“Es labor de todos el seguir concienciando a los fumadores de que el tabaco es muy perjudicial para el corazón, ya que el estudio también ha reflejado que tras tres meses de sufrir un infarto, el 27% de los fumadores seguía fumando y que esta cifra aumentó al 29% al cabo de un año”, ha advertido esta especialista.
El estudio, que ha analizado la influencia del tabaco en las complicaciones cardiovasculares de pacientes que ingresan en un hospital por un síndrome coronario agudo, también ha reflejado que la mayor mortalidad por infarto de miocardio entre los pacientes estudiados se ha dado entre los mayores de 75 años y fumadores con un 19%, seguido de los mayores de 75 años no fumadores con un 5.8%.
La hipertensión arterial (HTA) es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente. En España más del 60% de las personas mayores de 65 años son hipertensas, es decir, tienen un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias y su repercusión en el corazón las hace más propensas a padecer fibrilación auricular, que es la arritmia cardiaca más frecuente.
Todo esto se ha explicado durante una reunión que la SEC ha celebra en Madrid, en la que han participado más de un centenar de cardiólogos, internistas y nefrólogos, y en la que se han abordado temas como la HTA y la fibrilación auricular.
Según la Dra. Mazón, “la fibrilación auricular es una complicación frecuente y grave de la hipertensión arterial, tanto por el deterioro que supone en sí la presencia de la arritmia como por el elevado riesgo de sufrir otras complicaciones potencialmente mortales e invalidantes como la insuficiencia cardiaca o el ictus. Por lo tanto, el adecuado control de la tensión arterial en este ámbito ha demostrado beneficios importantes en la prevención de dichas complicaciones”, ha apuntado esta especialista.

Secretos para una longevidad saludable: Las claves para alcanzar la longevidad



El archipiélago japonés de Okinawa, registra la mayor concentración del mundo de ancianos con más de 100 años. Una sabia mezcla de vida activa y comida sana.
Ogime es uno de los pueblos del Archipiélago de Okinawa y concentra la mayor concentración de centenarios del mundo, que gozan de buena salud, ellos viven en un clima subtropical de vegetación exuberante frente a las aguas que adquieren tonos turquesas en esa zona del océano Pacífico que baña sus playas.
Matsu Taira (99 años) se despierta cada mañana a las seis, se asea, desayuna, arregla la casa y hasta el mediodía trabaja en su huerto, de donde obtiene la mayoría de los ingredientes con que prepara diariamente su comida, realizada casi exclusivamente con vegetales, a los que añade cada cierto tiempo algo de cerdo cocido. Tras la comida se reúne con alguno de sus vecinos, y por la noche prepara su cena, ve la televisión o escucha la radio y se acuesta temprano.
Nada de esto sería llamativo si no fuera porque Matsu tiene 99 años y goza de una salud envidiable que le permite vivir sola, como el 80% de los ancianos del archipiélago de coral de Okinawa. Taira es viuda y madre de tres hijos, uno de ellos fallecido durante la II Guerra Mundial, y acude a la entrevista un poco antes que su amiga y vecina Setsuko Taida (91 años), ambas llegan ayudándose de sendos andadores, se ríen abiertamente cuando ven las fotos de este reportaje: "No estamos guapas. Se nos ve muy mayores".


Es evidente la complicidad entre las dos, pero su actitud ante la vejez es diferente. Matsu destaca que el próximo 3 de abril alcanzará los 100 años, y aunque está contenta, comenta que no sabe si quiere cumplir ya más. Por el contrario, Setsuko, que llegará a los 92 este 20 de febrero, asegura: "No me importaría alcanzar los 120. Adoro que mis nietos me llamen abuela, abuela. Es una palabra maravillosa, que no me canso de oír. Disfruto jugando con ellos".
Setsuko reconoce que alguna vez ha probado la comida norteamericana -"me gustó mucho"-, pero no se ha decidido a incluirla en su dieta; sin embargo, Matsu afirma tajante: "Las patatas fritas y las hamburguesas no son para mí".
Cerca de ellas vive Teru Kinjo, de 86 años y madre de cinco hijos. Ella confía en llegar a los 105, "la edad que ha cumplido ya mi suegra, aunque en un hospital".

LA RECETA DE LA LONGEVIDAD: Conexión mente-cuerpo y espíritu.La receta para la longevidad de los habitantes de Okinawa parece sustentarse en la conjunción de ciertos genes y en varios elementos clave que conectan mente, cuerpo y espíritu: alimentación adecuada, práctica habitual de ejercicio y una vida tranquila y con sentido espiritual, según señalan los autores del informe El estilo de Okinawa: Cómo la gente más longeva del mundo logra una salud duradera.
La obra sobre los centenarios de la isla es el resultado de las investigaciones que comenzaron en 1976 el geriatra y cardiólogo japonés Makoto Suzuki y los hermanos gemelos estadounidenses Bradley y Craig Willcox, internista y antropólogo, respectivamente. Los tres expertos desentrañan los factores determinantes de la larga vida y afirman que la genética no es determinante, aunque influye en un 30%.
En la comida, estos ancianos evitan casi totalmente los productos animales y dan preferencia a frutas como la papaya y a hortalizas como zanahorias, repollo, cebollas, pimientos verdes y lechuga, más una mezcla de algas y de hierbas como la albahaca. Su alimentación incluye, asimismo, pasta, arroz, maíz y pescado (salmón y atún, ricos en ácidos grasos omega 3, son los favoritos; los suelen comer hasta tres veces al día), mientras que de carne roja y huevos sólo toman unas pocas porciones a la semana.
Todo ello lo acompañan con té verde o negro (ricos en antioxidantes), y evitan la leche y el azúcar; además toman mucha agua (de 8 a 12 vasos diarios) y cúrcuma, una de sus especias favoritas para aderezar las comidas o para beber, a la que se atribuye un sinnúmero de beneficios para la salud.